Despertar

Es una bonita canción para empezar un año de nuevos retos y de nuevos paisajes vitales. Pongo la letra traducida al castellano.

Esperanza, ilusión y suerte para este 2014, y que la fuerza nos acompañe.

DESPERTAR

Abrir los ventanales y esperar un nuevo día,
y encontrar otra vez empañados los cristales,
como estos ojos míos que a menudo olvidan
que aún hay luz para enderezar la vida.

Debo borrar las noches de rabia y debilidad.
He de borrar el pensar que siempre nos toca perder,
mirar mucho más allá de esta niebla espesa.
He de aprender a luchar sin tener herramientas.

Y el paso del tiempo, horas repetidas,
van labrando la piel cada vez menos libre.
Sin ganar nada, perder un trozo de vida,
e irse a la cama haciendo ver que se sueña.

Debo borrar las noches…

Y esta silla coja y estropeada,
los viejos porticones y la larga escalera
son la gran mentira, perder la esperanza
por eso me levanto ahora que aún puedo.

Lluís Llach – 1979 (Ara i aquí-1979 i Nu-1997)

Ninguna estrella cayó

Antes de acabar este largo, difícil y tedioso año 2013 y con la esperanza y energía ya puestas en el nuevo año que comenzará, quería compartir este lindo fado de Mísia, la letra es de José Saramago. Pertenece al álbum “Garras dos Sentidos” (1998). El título del álbum (y de la canción homónima), creo que define muy bien su música, su voz, sus letras, directas a los sentidos, a las emociones. Espero os guste.

NENHUMA ESTRELA CAIU

Janelas que me separam
Do vento frio da tarde
Num recanto de silêncio
Onde os gestos do pensar
São as traves duma ponte
Que não paro de lançar
Venha a noite e o seu recado
Sua negra natureza
Talvez a lua não falte
Ou venha a chuva de estrelas
Basta que o sono desperte
O sonho que deixa vê-las
Abro as janelas por fim
E o frio vento se esquece
Nenhuma estrela caiu
Nem a lua me ajudou
Mas a ruiva madrugada
Por trás da ponte aparece.

José Saramago

I’m a creep, I don’t belong here…

La secuencia, canción incluida, es de la peli “Happily Ever After” (2004). Secuencia y música, son muy lindas. La secuencia se comenta por sí sola. La canción de Radiohead es de 1993. No soy muy entendida en música (no, en esto tampoco soy entendida), pero si tuviera que elegir las 10 mejores canciones del siglo XX, sin duda, esta estaría en mi lista personal. Las otras 9… bufff ¡ya las pensaré otro día! Esta canción, “Creep”, cuando la sacaron, parece que no la ponían mucho en la radio porque era muy deprimente. Pero, ostras, es que es real como la vida misma. Cuando uno es un bicho raro y encima se enamora, te sientes así de estúpido y piensas estas cosas. ¿o no? ¿o soy yo la rara (entonces sería rara al cuadrado)?

Dedicado a todos bichos raros, a los que sienten que no encajan aquí, que esto no va con ellos, you’re so fucking special

Pongo las letras en versión original y su traducción. Por cierto, la actriz es la de Melancholia, la hermana, Charlotte Gainsbourg.

CREEP

When you were here before
I couldn’t look you in the eye
You’re just like an angel
Your skin makes me cry

You float like a feather
In a beautiful world
I wish I was special
You’re so fucking special

But I’m a creep
I’m a weirdo
What the hell am I doing here?
I don’t belong here

I don’t care if it hurts
I wanna have control
I want a perfect body
I want a perfect soul

I want you to notice
When I’m not around
You’re so fucking special
I wish I was special

But I’m a creep
I’m a weirdo
What the hell am I doing here?
I don’t belong here, oh, oh

She’s running out again
She’s running out
Run, run, run, run!
Run!

Whatever makes you happy
Whatever you want
You’re so fucking special
I wish I was special

But I’m a creep
I’m a weirdo
What the hell am I doing here?
I don’t belong here
I don’t belong here

CREEP (castellano)

Antes cuando estuviste aquí
No pude mirarte a los ojos,
Eres como un ángel
Tu piel me hace llorar.
Flotas como una pluma
En un mundo hermoso,
Me gustaría ser especial,
Eres tan jodidamente especial.
Pero soy despreciable, soy un bicho raro.
¿Qué diablos estoy haciendo aquí?
No pertenezco aquí.
No me importa si duele,
Quiero tener el control,
Quiero un cuerpo perfecto,
Quiero un alma perfecta.
Quiero que te des cuenta,
Cuando no estoy cerca,
Eres tan jodidamente especial,
Desearía ser especial.
Pero soy repelente, soy un bicho raro.
¿Qué diablos estoy haciendo aquí?
No pertenezco aquí.
Ella se escapa por la puerta,
Ella huye,
Ella corre, corre, corre, corre.
Lo que te haga feliz,
Lo que tú quieras,
Eres tan jodidamente especial,
Desearía ser especial.
Pero soy odioso, soy un bicho raro.
¿Qué diablos estoy haciendo aquí?
No pertenezco aquí.
No pertenezco aquí.

Sinnerman

En su día, cuando inauguré este blog lo hice con mi canción favorita de Nina Simone, una canción con la que hace del cuerpo y de la corporalidad su bandera y en la que habla sobre los desheredados y desheredadas de la tierra, a quienes no les queda nada más (ni nada menos) que su cuerpo para reivindicar su vida y su libertad. Sin embargo, hoy me apetecía poner esta, “Sinnerman” (Pecador), que es una canción espiritual americana de principios de siglo XX, pero que se hizo mundialmente conocida en la voz de Nina Simone.

La canción, con su letra y ritmos, insistentes, con fuerza, repetitivos, es absolutamente hipnótica, obsesiva, posesiva (en un sentido religioso). Es música espiritual y por ello, tiene una función religiosa muy concreta, que creo que cumple con creces. De hecho, parece que esta canción la utilizaba la madre de Nina Simone, que era ministra de la iglesia Metodista, para conseguir que los fieles confesaran sus pecados durante los oficios religiosos.

Espero que la disfruten!

A tua presença…

Cuelgo esta linda canción, es un de mis favoritas. Me encanta la letra y me encanta cómo la canta Caetano. Pertenece a su álbum Qualquer coisa, publicado en 1975.

Las imágenes que acompañan la música pertenecen a ¡Que viva México!, el documental (incompleto) de Sergei M. Eisenstein (1932). Pongo la letra en portugués, creo que no hace falta que la ponga en castellano, porque se entiende de sobra.

Espero les guste.

[WARNING: el link hay que visualizarlo desde el youtube. Perdón por las molestias… es lo que tiene tener un blog  en versión “de gratis”, todo son limitaciones. Es una lástima, pero es evidente que en el mundo de los bloggers también hay clases]

A TUA PRESENÇA

A tua presença
Entra pelos sete buracos da minha cabeça
A tua presença
Pelos olhos, boca, narinas e orelhas
A tua presença
Paralisa meu momento em que tudo começa
A tua presença
Desintegra e atualiza a minha presença
A tua presença
Envolve meu tronco, meus braços e minhas pernas
A tua presença
É branca verde, vermelha azul e amarela
A tua presença
É negra, negra, negra
Negra, negra, negra
Negra, negra, negra
A tua presença
Transborda pelas portas e pelas janelas
A tua presença
Silencia os automóveis e as motocicletas
A tua presença
Se espalha no campo derrubando as cercas
A tua presença
É tudo que se come, tudo que se reza
A tua presença
Coagula o jorro da noite sangrenta
A tua presença é a coisa mais bonita em toda a natureza
A tua presença
Mantém sempre teso o arco da promessa
A tua presença
Morena, morena, morena
Morena, morena, morena
Morena

Caetano Veloso – 1975

Liputa

Segunda entrega del especie-de-ciclo “Etnomúsica (y eso qué es lo que éeee?)” que empecé hace ya un montón de tiempo con Koffi Olomidé y ahí se quedó atascado, hasta hoy. Pues bien, hoy cuelgo una de las canciones que más me gustan de otro artista congoleño, Fally Ipupa.

Este músico, cantante y bailarín empezó como miembro de Quartier Latin, el grupo de bailarines y coristas de Koffi Olomidé y posteriormente emprendió el camino en solitario con su propia banda. Actualmente es un músico muy popular en África y también fuera de ella, especialmente entre la población de origen africano-central que vive en Europa y América.

Dejo esta canción titulada «Liputa», que en lingala significa «paño/pañuelo», que vendría a ser, para entendernos, los “pareos” de telas estampadas y pintadas en colores vivos con los que se visten tradicionalmente muchas mujeres africanas (supongo que con estas indicaciones a lo bruto, la imagen de la prenda a la que me refiero ya viene a la cabeza). El lingala es la lengua de origen bantú que se habla en los dos Congos, RDC-Kinshasa y RC-Brazzaville.

La canción y la letra son muy largas. Como siempre. Es una canción de amor y de desamor, como la mayoría de canciones de Fally. De momento, pongo un pequeño fragmento de la letra en lingala, que ya sé que en la mayoría de los casos no será de ayuda para la comprensión, pero bueno. Pongo su correspondencia en francés (variante congoleña). A ver si tengo un poco de tiempo y la traduzco entera al castellano. Según mis asesores personales de lingala (dicho así, queda superprofesional…), la letra se las trae y no es fácil traducirla, pues parece que tiene muchos giros y frases hechas propias de la lengua que son casi intraducibles… Pero estamos en ello.  Tardaremos más o menos, pero la traduciremos! Lo prometo!

Enjoy!

Liputa

Dabu fatu,tangu ozo lekaleka na voiture na yo ya chère,
tiaka pe Liputa na coffre, po ofinikaka ba é ba kufa malili ya bolingo….
Fally: 
Bolingo neti oxygène esi Ekoti Ngai motéma moyen te nga boya cheri eeee
ezo pésa Pasi
eloko ekoki kokabola mosuni ya Moto na mposo be liwa
Mais bolingo ekomi kokabola ya ngai nzoto Dabu kolinga yo
il falait otika ngai na silissa tableau yango bolingo étikali inachevé.
Entre ngai na yo
kolinga nde ezalaki kulutu sima na yango
Koyina nde ebotami
Bolingo incolore inodore mpe limpide
ezwaka forme selon récipient. Dabu fatu.

ENS: Meka bebe meka kolakisa ngai ba facette caché
Qu’un jour obyanga nazala assuré
hypocrisie ezali synonyme ya lâcheté
Eloba ba kulutu uta kala na mokili
Fally:pourquoi lelo

ENS: pourquoi na komi ko naviguer na molili
koleka Titanic liboso ya iceberg .
Naya ko heurter yango sima na zala ecroulé
bakoma na ba livres etikala éternellement.

[continuará…]

Liputa (versión en francés)

Dabu Fatu, en roulant dans ta voiture chère,
Mets aussi un pagne dans son coffre,  afin que tu couvres ceux qui meurent du froid d’amour…
Fally: L’amour  comme de l’oxygène m’a déjà penetré dans mon coeur,
pas moyen de refuser Chérie
Ca fait mal,
Ce qui peut séparer la chair des os c’est la mort
Mais l’amour se met à séparer mon corps de t’aimer toi Dabu.
Il fallait me laisser vider ce tableau
L’amour est resté inachevé.
Entre toi et moi
Aimer était l’ainé
Haïr est venu(né) ensuite
L’amour est incolore, sans audeur et …
Il prend la forme selon le recipient qui le contient. Dabu Fatu.
ENS:
Essaies de m’hexiber les faces cachées:
Que je sois déjà rassuré Q”un jour tu me refuseras
L’hypocrisie est synonyme à la lachetté
Selon nos ancêtres
Fally:Pourquoi aujourd’hui
ENS: Pourquoi je navigue dans le noir
Plus que le Titanic en face de Iceberg
Je finirai par heurté et écroulé
On en parlera dans des livres, ça restera éternellement.

[continuará…]

Liputa (versión en castellano)

Próximamente en sus pantallas

El meu carrer

De cuando el Serrat era el Serrat, dejo esta canción que además de formar parte de la banda sonora de mi infancia, no deja de ser algo parecido a un canto «antigentrificación». Lo siento por los friends del facebook, ya sé que me repito más que el ajo, pero ya sabéis que la creatividad no es mi fuerte.

(abajo, después del link del youtube, está la traducción al castellano)
el meu carrer copia

el meu carrer – mi calle

El meu carrer
és fosc i tort,
té gust de port
i nom de poeta.
Estret i brut,
fa olor de gent
i té els balcons plens
de roba estesa.

El meu carrer
no val dos rals:
són cent portals
trencats a trossos
i una font on
van a abeurar
infants i gats,
coloms i gossos.

És un racó on mai no entra el sol,
un carrer qualsevol.

El meu carrer
té cinc fanals
perquè els xavals
llancin pedrades.
Hi ha una pensió
i tres forns de pa,
i un bar
a cada cantonada.

El meu carrer
és gent d’arreu
que penca i beu,
que sua i menja,
i es lleven amb
el primer sol,
i van al futbol
cada diumenge,

o a fer esparral al volantí,
o a fer un dòmino amb vi.

El meu carrer
és un infant
que va berenant
pa amb oli i sucre,
i juga a daus
i a “cavall fort”,
mig bo, mig bord
escolà i cuca.

El meu carrer
del barri baix
viu al calaix
de les baldufes,
amb patacons,
i l’àlbum “Nestlé”
i els trossos
d’una vella estufa.

I a poc a poc se’m fa malbé
el meu carrer.

Joan Manuel Serrat (1970)

MI CALLE

(Joan Manuel Serrat, 1970)

Mi calle es oscura y torcida, tiene sabor a puerto y nombre de poeta.
Estrecha y sucia, huele a gente y tiene los balcones llenos de ropa tendida.

Mi calle no vale dos reales: son cien portales rotos en pedazos

y una fuente donde van a abrevar niños y gatos, palomas y perros.
Es un rincón donde nunca entra el sol, una calle cualquiera.

Mi calle tiene cinco farolas para que los chavales tiren pedradas.
Hay una pensión y tres hornos de pan, y un bar en cada esquina.

Mi calle es gente de todas partes que penca y bebe, que suda y come,
y se levantan con el primer sol y van al fútbol cada domingo,
o a pescar al volantín, o a jugar al dominó con vino.

Mi calle es un niño que va merendando pan con aceite y azúcar,
y juega a dados y a ‘cavall fort’, medio bueno, medio borde, monaguillo y pillo.

Mi calle del barrio bajo vive en el cajón de las peonzas, con los cromos,
y el álbum ‘Nestlé’ y los trozos de una vieja estufa.

Y poco a poco se me estropea
mi calle.

Y más paseos por la City… un ‘remember’ de L.E.S. y East Village (fotolibro comentado – segundo fascículo)

CIMG2057_nyc

Segunda entrega del fotolibro turístico en fascículos para familiares y amigos. Ya sé que soy un poco pesada con el temita, pero primero, es mi blog y hago lo que me da la gana. Segundo, es que tengo que amortizar el viaje y tercero es que, como dije en la primera entrega, aprovecho el espacio para colgar el fotolibro que prometí en su momento y que no enseñé en su día. Lo que sucede es que voy a mi ritmo de tortuguita y ya llevo un año de restraso, por eso se está haciendo todo como más cansino. Si hubiera tenido el blog antes, lo hubiera hecho antes. Y también quiero que esto me sirva de recuerdo personal. Y no sé por qué doy tantas explicaciones ni a quién se las estoy dando, pero en fin… Espero que no se me junte esta entrega de fascículos con otro viaje de estos así tan intensos y se me colapsen las historietas porque me puedo tirar haciendo fotogalerías toda la vida… Bueno, he dicho que espero que no, pero en realidad miento: ¡ojalá me pasara eso!

Otra cosa: lo que comento un poquito aquí son impresiones mías, que seguramente estén equivocadas y la realidad real sea otra. Seguro que alguien que conozca mejor la ciudad y su historia puede tener mil objeciones a lo que digo, pero lo que quiero poner aquí son solo eso, impresiones que me llevé al pasar por estos lugares y que en su momento recogí en mi especie-de-diario de campo, aunque llamarle diario de campo a lo que uno escribe y anota cuando va de turista es un poco cutre, lo sé, pero ya se me entiende.

Pues lo dicho, que cuelgo una fotogalería de esas anti-artísticas de las mías de East Village y Lower East Side (LES). Son dos barrios distintos pero que bien podrían ser uno, pues me pareció que tenían muchos rasgos en común. De hecho, mucha gente considera que es el mismo, pero bueno. Ambos están en la parte Este de Manhattan, separados por una calle muy ancha, Houston St., y al oeste delimitados más o menos por Bowery St..

Sobre LES, la impresión que tuve paseando por allí es que lo están haciendo “digievolucionar” al “hipsterismo-gafapasta” que predomina en la parte baja de Manhattan, pero a pesar de ello, tiene su encanto. Me pareció también que es un sitio donde la población de tradición y origen judío está bastante presente. La verdad es que el sitio tiene su rollito. Orchard St, Rivington St y alrededores, con sus tiendas (Moo Shoes y las tremendas Baby Cakes, ese vegan power!), el mercado de Essex…

De LES, he de decir que donde más rato pasé fue en el Whole Foods de Houston St, donde me pasé bastantes horas flipando con todos los productos eco y vegan. Allí, muchas veces me compraba la cena a peso (con salsitas incluídas) antes de ir a descansar. Solo un inciso sobre Whole Foods: decir que me los recorrí prácticamente todos. No había entrado nunca en estos supermercados (aquí la cateta al habla…) y cuando por casualidad di con uno de ellos (el de Tribeca, concretamente), casi muero de la emoción. Pasillos enteros de comida vegan, estanterías enteras de no-quesos, yogures de soja de todos los sabores y colores, el pasillo de harinas y de mil pijadas más para hacer pasteles, postres y frostings…. Y la fruta y la verdura, ¡qué pinta! Cuando volví a Barcelona y entré de nuevo a comprar al Veritas, el impacto comparativo fue sobrecogedor…

Pero a mí lo que me enamoró de verdad fue East Village. Pasear por ese barrio fue como estar dentro de un videoclip de The Ramones, The Clash o Led Zeppelin. Me gustó el aire rocker-decadente que se respira, de la época del punk rock, cuando este barrio aún era un barrio de gente humilde y de clase trabajadora y donde también la droga por desgracia estaba haciendo estragos entre la juventud de la época. Tuve la impresión que aún no está tan-tan gentrificado como el SOHO o Greenwich Village, o como lo empieza a estar ya LES, aún hay muchos edificios por rehabilitar y cierta “degradación” en las fachadas y las calles es más que evidente. Por supuesto que lo están transformando y “limpiando” para ponerlo todo bien caro y que venga toda la panda hipster y yuppie (esa typical NYC), pero todavía vi mucha población inmigrante (es decir, trabajadores inmigrantes, currantes, me refiero). Por ejemplo, me acuerdo también del Tompkins Square Park donde estaban repartiendo platos de comida caliente a mendigos y demás gente que lo necesitaba y que normalmente está en ese parque. También está plagado de community gardens, lo cual no sé si interpretarlo como que hay mucha vida de barrio o como que la cosa está empezando a repoblarse de yuppies-happy-eco-people de esos con pinta de intelectuales que van en bici y que pretenden crear algo parecido a la vida de barrio, pues forma parte de su visión romántica de un mundo mejor con relaciones más humanas y de proximidad (eso sí, dentro del ombligo del capital, pero bueno, paradojas urbanas fascinantes). Las casas de tattoos de St. Marks Place, la mítica tienda Trash and Vaudeville de ropa punk, rocker, rockabillie, mod y gótica y que vestía a las juventudes de todos estos movimientos alternativos (algunos dirían “tribus urbanas”, pero no me gusta mucho este concepto, porque a parte de anticuado, estos eran y significaban mucho más que lo que connota el término) que surgieron en este barrio alrededor del Rock’n’roll y de la música en los 70’s-80’s. The Ramones, por ejemplo, sacaban de esta tienda las vestimentas para los conciertos. En sus tiempos, East Village era el barrio del rock, donde se movían sus gentes y sus músicas, donde estaban salas de concierto tan míticas como CBGB, Electric Circus y Fillmore East, entre otras. En fin, que aún se respira un poquito ese aire, aún aún queda algo. Lo que ahora tiene más bien un punto de aire nostálgico de todo lo que fue, parece como que ya solo queda un rastro tenue de perfume de todo aquello.

Y luego, está también la Alphabet City, que se supone que en los 80 era un sitio muy chungo y peligroso. Leí que, sobre la mala fama de estas calles del alfabeto, que son las únicas de Manhattan que en lugar de por números se llaman por letras, parece que medio en broma se decía esto:

Avenue A, you’re All right (aware) – Avenida A, estás bien (estate al tanto).
Avenue B, you’re Brave (beware) – Avenida B, eres valiente (ten cuidado).
Avenue C, you’re Crazy (caution!) – Avenida C, estás loco (peligro!).
Avenue D, you’re Dead (death) – Avenida D, estás muerto (muerte).

Pero en definitiva, de todas las zonas que visité de Manhattan, creo que East Village es una de las pocas donde todavía se respira un poco de autenticidad. Me pareció un rincón real. East Village es todavía un poquito como dice la canción del Serrat, de “gent d’arreu que penca i beu, que sua i menja” (gente de todas partes, que curra y bebe, que suda y come), con sus cosas bonitas y sus miserias. Esas miserias, que no son otra cosa que la muestra de vida de los barrios populares, que los planes urbanísticos quieren tapar como sea, porque hacen feo y no quedan bien en las fotos de los turistas. Esto en NYC lo saben bien y, bueno, en Barcelona por supuesto que también, no nos quedamos cortos.

Así como en el Soho o en el Meatpacking, personalmente no me sentí demasiado en la onda con el rollito este fashion, chic&cool, que va del palo casual, pero que es de lujo y pijo a morir, como que me sentía un tanto desubicada, ya que no solo no es mi estilo, sino que además este rollo me da un poco de rabia, pero bueno… pues eso, que en East Village, la verdad es que fue todo lo contrario, me sentí como pez en el agua.  No quiero decir con eso que, por ejemplo, no disfrutara del ambiente cool del Soho o del encanto exclusivo del Meatpacking District o de la rareza de alto standing y de película de Tribeca. Supongo que una de las muchas maravillas de esta ciudad es que es tan diversa que cada uno puede encontrar su rinconcito particular con el que identificarse o en el que sentir que va más con su manera de vivir y de estar en el mundo.

whole earthPor cierto, unas palabrejas para The Whole Earth Bakery & Kitchen y su dueño Peter.  Es, bueno era, una tienda de comida vegana para llevar, sobre todo, de pasteles, bollería, smoothies y demás cositas dulces (aunque también saladas), donde me encantó el cariño y la cercanía con la que trataban a los clientes. Me comí un cheese(less)cake de arándanos riquísimo acompañado de un café XL, que, por cierto, me tomé en muy buena compañía. Un viejo y muy entrañable vecino del barrio y amigo del dueño me estuvo explicando, mientras compartíamos la única mesa del pequeño local, algunas historias y luchas de East Village y sus gentes humildes. Whole Earth, a parte de ser un lugar libre de crueldad y libre de especismo, era un lugar sencillo y de barrio, y cuyo dueño, Peter y su gente desde sus inicios en este barrio popular y rocker colaboraban activamente en la lucha social y participaban en acciones reivindicativas y activas para mejorar la vida de la gente del barrio, que muchas veces malvive en la calle, o que es inmigrante y acaba de llegar o que tiene problemas serios con el alcohol y las drogas. Es una lástima que hace justo un par de meses, Peter tuviera que cerrar la tienda, abierta desde 1978, como consecuencia de un desahucio. Así de asqueroso es el mundo en el que vivimos. Dejo un poema de despedida que una poeta callejera dedicó a la desaparecida Whole Earth Bakery:

The End;
We’ll miss you
Whole Earth Bakery,
with your beginning 
steeped in history — riot, clubs, 
screaming protest–

Vegan pastries, 
only a few can master
them– delicate, melt in mouth–

Your departure
will leave a silence 
the birds will peck at,

your playlist 
turned to personal kitchen
where friends will laugh
and remember the East Village
with a little taste from heaven.

Abigail Mott
December 28, 2012

Y bueno, cuelgo la galería de fotos anunciada y luego, no puedo evitar poner un link de una canción mítica e histórica de The Ramones, un poco para ir a juego con el ambientillo del post. Espero que quien lea, escuche y vea la entrada de hoy, le guste, y por lo menos, si no es ni con lo leído, ni con lo visto (la calidad de la escritura y de las fotografías reconozco que son más que cuestionables), pues por lo menos, que disfrute con la música.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

The Ramones, “Sheena is a punk rocker”, en directo en CBGB, New York 1977: