Justicia para Alik. ¡¡Cerremos los CIEs YA!!

justicia alik

Foto: Fotomovimiento

Ha vuelto a suceder. El año pasado fue Idrissa Diallo. Ahora, casi un año después, le ha tocado a Alik, un ciudadano armenio de 32 años. La madrugada del 2 al 3 de diciembre pasado, Alik murió en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Zona Franca (Barcelona). La policía que lo custodiaba afirma que fue un suicidio. Alik estaba en una celda de aislamiento, cosa “curiosa” si tenemos en cuenta que en un CIE las personas no están detenidas ni están presas, sino que están “retenidas” a la espera de que la policía los deporte por haber cometido una falta administrativa (no tener papeles). La versión de la policía ha sido puesta en duda por testigos de dentro del CIE y por entidades que conocen y siguen de cerca las barbaridades que tienen lugar (y se esconden) dentro de las paredes de los CIE’s. Por si acaso, la policía ha deportado a dos de los testigos que contradecían la versión policial. Esto tampoco es la primera vez que sucede.

Dejo un breve resumen de prensa, con algunos links por si algún despistadillo no se ha enterado aún de lo sucedido y quiere seguir la información (además, como es fácil de imaginar, este hecho tampoco sale mucho en los medios “normales”) y aprovecho para colgar algunas fotillos que tiré durante la concentración que tuvo lugar ayer 9 de diciembre por la tarde delante de la Jefatura de Policía en Via Laietana y de la marcha que siguió hasta Plaza Sant Jaume para pedir justicia por la muerte de Alik y por el cierre de esta cosa tan aberrante y que atenta contra los derechos humanos que son los CIEs. No hace falta decir que soy una pésima fotógrafa, pero bueno, tiré las fotos y ahí las dejo.

Encuentran ahorcado a un interno en el CIE de Barcelona (eldiario.es – 03/12/13): http://www.eldiario.es/catalunya/Encuentran-ahorcado-interno-CIE-Barcelona_0_203330189.html

El ciutadà armeni mort al CIE de la Zona Franca estava tancat a una cel·la d’aïllament (ladirecta): http://setmanaridirecta.info/noticia/ciutada-armeni-mort-al-cie-zona-franca-estava-tancat-una-cel%C2%B7la-daillament

Compañeros de la persona que según la policía se ahorcó en el CIE aseguran que sufrió agresiones (eldiario.es)http://www.eldiario.es/catalunya/Testigos-CIE-Barcelona-denuncian-enfrentamiento_0_204029817.html

“Escuchábamos los gritos del Alik desde la galería del primer piso, después supimos que había muerto” (diagonal)https://www.diagonalperiodico.net/libertades/21049-escuchabamos-gritos-del-alik-desde-la-galeria-del-primer-piso-despues-supimos-habia

Deportados dos testigos clave en el caso del armenio encontrado muerto en el CIE (diagonal): https://www.diagonalperiodico.net/global/21064-deportados-dos-testigos-clave-caso-del-armenio-encontrado-muerto-cie.html

Una protesta por la última muerte en el CIE de Barcelona sirve para denunciar la deportación de testigos clave (eldiario.es): http://www.eldiario.es/catalunya/concentracion-CIE-Barcelona-denunciar-deportacion_0_205430123.html

NADIE ES ILEGAL. BASTA DE CIE’s. FUERA LA LEY DE EXTRANJERÍA.

Para más info sobre lo que es un CIE, en su día puse un post resumiendo el tema: aquí.

Y también linkeé el documental que hizo 15mbcn.tv sobre el CIE de Zona Franca “Sobren raons” (Sobran razones): aquí.

Ethical Magazine – 5 (septiembre 2013)

Este mes no sé qué pasa pero “se m’ha girat feina” y no estoy pudiendo actualizar esto tanto como sería deseable (para mí claro). Ya casi estamos acabando septiembre, y aquí la menda aún no había colgado el número de este mes de Ethical Magazine.

Por supuesto el número de este mes viene lleno de cosas superinteresantes y variadas. Interesantísimo el repaso que hace Noemí Alba del origen y avance del movimiento LGTB y la rebelión de Stonewall, en the Village (NYC), y el artículo de Xavier Bayle sobre el aborto, o el artículo de Ariana Olivares sobre las prospecciones petrolíferas increíblemente autorizadas en Canarias, en zonas declaradas Reserva de la Biosfera por la ONU. Y las cositas lindas de la vida en El Hogar, lo que se aprende! Ah y por cierto, por las fotos que se ven en la revista, pedaaaazo de tienda Planeta Vegano en Madrid! El día que me pase por los madriles, en lugar de una relaxing cup en Plaza Mayor, creo que mejor me iré a dar un relaxing voltio por Lavapiés para ver in situ esto de Planeta Vegano!

Este mes he preparado un monográfico sobre la xenofobia: “Alerta xenofobia: la epidemia que no cesa”. Es solo la primera parte (y no es una amenaza eh!). La segunda parte vendrá incluida en el número de octubre de la revista, que está al caer. Sobra decir que como siempre he intentado explicarlo de una manera simple y entendedora, es una visión de la xenofobia para todos los públicos. Y no sé por qué narices digo esto cada vez, me repito más que el ajo, pero bueno.

Como siempre, espero que disfrutéis tanto como yo leyendo la revista!

Link de ISSUU clickando sobre la foto de la revista del post o yendo a www.ethicalmagazine.org

Número 4 – agosto de Ethical Magazine, ya está aquí!

Como ya viene siendo habitual, desde el blog me encanta cada mes anunciar la publicación de cada nuevo número de la revista online Ethical Magazine. No hace falta decir que este mes, como también es habitual, viene cargada de artículos muy interesantes y cosas muy lindas. Sobre todo hechas desde el cariño del equipo de edición de la revista, que se lo curran a saco.

Y como también viene siendo habitual, en este número viene una cosa de estas que hemos convenido en llamar “píldora antropológica”, aunque parece que este mes a más de un/a lector/a no le ha sentado muy bien… y eso que el texto es ultra-mega-light. Me explico:

Los lectores de este blog ya sabrán que lo que intento hacer en la revista Ethical Magazine es dar cuatro pinceladas muy por encima sobre temas sociales y presentarlos desde el punto de vista desde el que se suelen abordar estos temas en antropología, todo muy light, sin prácticamente posicionarme, obviamente está enfocado a lectores que no están metidos en materia antropológica y por el tipo de revista que es (no es una revista especializada en antropología) y por el espacio del que dispongo, son solo pinceladas muy muy por encima para generar preguntas y reflexión. Es algo muy sencillo, no pretende ser nada más que eso.

La cosa es que en este número intenté introducir muuuy muuuuy someramente el tema del relativismo cultural y el etnocentrismo, un poco para generar la reflexión a los lectores. Evidentemente no era para darles una guía moral de interpretación de hechos culturales (por cierto, ¿existe? Porque si existe, ¡pásenme una por favor!). Y claro, lo admito: pequé de “pardilla”. Hay cosas que no se pueden tratar de manera tan leve ni tan breve. Además tengo la sensación que la gente lo que quiere es que le des una receta, una respuesta, un dictamen ( a qué antropólogo no nos han preguntado más de una vez: “y tu qué opinas del velo? y de la ablación? qué tenemos que hacer? cuál es la solución?”)

Me da casi vergüenza pedir esto porque el texto creo que es bastante inocuo y por ello, la cuestión ralla lo surrealista… pero en cualquier caso, os invito a que leáis el texto y me digáis (en los comentarios aquí abajo o en privado) qué os parece:

Ethical Magazine, número 4. Texto “Los dilemas de la diversidad cultural”: enlace aquí.

Por cierto, a la lectora que me invita a que “esa mierda de velo me lo ponga yo” (como si el texto tratara sobre el tema del velo en las mujeres musulmanas y como si yo estuviera defendiendo el uso del velo…), le dejo este link de una entrevista estupenda a Natalia Andújar, feminista y musulmana, miembro de la Junta Islámica y directora del Centro de educación Educaislam. Esta entrevista, que salió el 18/07/2013 en La Directa, me sirvió como punto de referencia para ejemplificar el tema central del texto (que, por si acaso, vuelvo a recordar NO es el velo en las musulmanas):

 Entrevista a Natalia Andújar: “La lectura de qui vol prohibir el nicab és la mateixa que la de fonamentalistes que en validen per sobre de tot l’ús”

Y voy a hacer algo que odio profundamente, por patético, que es hacerme una autocita, pero conste que simplemente lo hago con fin aclaratorio. En el texto, casi usando las mismas palabras que Natalia en la entrevista, pongo lo siguiente:  «Más que decirles (a las mujeres) cómo deben vestirse, ¿tal vez no sería mejor dotarnos a (todas) las mujeres de herramientas de empoderamiento para que seamos nosotras quienes rompamos las cadenas?». Por lo visto, algunos/as creen que no, que las mujeres somos seres débiles y que, por tanto, otros deben hablar y decidir por nosotras. Y eso yo, lo siento, seré una chunga, pero no lo comparto.

En cualquier caso, agradezco infinitamente al equipo de edición de Ethical Magazine que me hayan dejado puntualizar y aclarar el sentido del  artículo en su página de FB. Pero bueno, necesitaba también comentarlo aquí en el blog, porque es donde suelo poner lo que pienso y siento tanto de cosas mías como ajenas. Espero no se me enfaden.

P.D.: Y ahora que lo pienso… esto de las críticas, evidentemente hay que tomarlas en cuenta y sacar lo positivo y no se puede gustar a todo el mundo, y todo eso que se dice… bla, bla , bla… pero de joder, joden. Y el que diga lo contrario miente! 😛 😉

«J’habite de l’autre côté», vida de inmigrante

Moi un noir

Sigo con mi neura personal de ir colgando las cosas que siempre pensé que me gustaría poner en un blog el día que tuviera uno. Y como últimamente no sé que me pasa que estoy muy “visual”, pues hoy también pondré un link de un video (para variar…).

Pues bien, lo que hoy quiero colgar aquí es un clásico de la antropología, aunque también se ha de decir que parece que es un documento importante para la historia del cine, más concretamente dentro de lo que los entendidos conocen como la Nouvelle Vague francesa, pues el documental en cuestión fue una fuente de inspiración para el gran Jean-Luc Godard y su cine. Ojo, que no es que me haya vuelto entendida en cine, no. Sigo tan pez como siempre. Por lo que hasta aquí la contextualización cinéfila y me vuelvo a la cosa antropológica, que no es que entienda mucho más, pero bueno, a lo mejor sí que me defiendo con un poco más de dignidad (no mucha más, pero…).

Moi, un noir (Yo, un negro) es una película del antropólogo y cineasta francés Jean Rouch. Es de 1958 y es una especie de película que no sabría bien cómo clasificar, pero que, para entendernos, bien se podría decir que está a medio camino entre el documental etnográfico y la ficción de una película “normal”. Es “muy Rouch”. De hecho, parece que el formato de la peli es justo lo que entusiasmó a Godard.

Jean Rouch en esta peli retrata la vida de los trabajadores inmigrantes que viven en un suburbio de la ciudad de Abidjan, cuando Costa de Marfil aún era una colonia francesa, aunque ya se estaban empezando a preparar las independencias en África. Aunque pueda parecer muy lejano, el tema es más cercano y familiar de lo que parece a primera vista. No deja de ser un trabajo sobre inmigración en contexto urbano. Al fin y al cabo, «un urbícola africano es siempre un urbícola» que decía Clyde Mitchell y «un minero africano es siempre un minero» (Epstein). De hecho, es uno de los trabajos pioneros en este tema. Y bueno, en particular, no deja de ser el mismo tema de mi investigación doctoral (supongo que en este momento se me está viendo el plumero de por qué lo pongo…).

Es fascinante ver cómo en esa época, tanto los antropólogos franceses como británicos, que hasta entonces se habían interesado únicamente en estudiar los pueblos africanos y sus rollos étnicos, tribales y todo eso (los nuer, los azande, los dogon, etc.), pues se empiezan a interesar en investigar cómo era la vida de los trabajadores extranjeros en contextos urbanos africanos marcados por la creciente actividad capitalista que propiciaba el “saqueo” colonial y postcolonial de primeras materias (cereales, café, madera, minerales, etc.) y la necesidad de mano de obra barata para llevarlo a cabo. Como digo, no solo fue Rouch. Por la misma época, en el Copperbelt (región de Zambia y República Centroafricana), en la zona colonial británica, Clyde Mitchell, Max Gluckman and company se pusieron al frente del mítico Instituto Rhodes-Livingstone, cuyos estudios pioneros sobre este tema y sus planteamientos teóricos y metodológicos son aún hoy un punto de referencia y una fuente de inspiración para muchos de los que trabajamos en este ámbito temático específico.

Moi, un noir nos enseña cómo es la vida cotidiana de Oumarou Gandara y Petit Jules, dos jóvenes originarios de Níger y a quienes Rouch deja que sean ellos mismos quienes nos cuenten su historia y nos enseñen su vida. Incluso les deja que se pongan ellos mismos el nombre de los personajes que quieren interpretar en el filme: Oumarou Gandara es Edward G. Robinson y Petit Jules es Eddie Constantine. El filme juega entremezclando la dura realidad que viven estos dos jóvenes y el contraste con sus sueños y aspiraciones de una vida ideal. Esos sueños de grandeza de Oumarou y Petit Jules que les hacen sobrellevar su duro día a día los construyen con un imaginario sacado de las películas de Hollywood y de los campeonatos de boxeo americanos. Aunque tal vez, a tenor de los motivos decorativos de los salones de belleza, bares y tiendas que vemos constantemente a lo largo de la película, tal vez ese imaginario que les hacía soñar en ser como los actores y actrices de las películas americanas, no solo estaba en la cabeza de estos dos jóvenes, sino que lo estaba en las de toda la juventud obrera colonial de Treichville.

Ya no comento más, porque sino no acabo. Es una película muy bonita y es extraordinaria, de verdad. Las pelis de Jean Rouch son un placer. El link está en versión original en francés y subtitulado al inglés (siento no haberlo encontrado subtitulado al español…), pero creo que se puede entender y seguir bien. Por cierto, me encanta Dorothy Lamour.

Otro día ya me extenderé más en otras pelis geniales de Jean Rouch que también tienen que estar por aquí. Les maîtres fous, Petit à petit, La pyramide humaine, La chasse au lion à l’arc… A ver qué día aprendo a colgarlas en un dropbox o un photobucket de estos o algo así y no tener que tirar de youtubes, porque el día menos pensado quitan el video y se queda el post tirado. Paciencia, todo se andará.

Enjoy!


[P.D.: mensaje a los lectores de la primera versión nocturna (o vía mail) de este post: ciertamente, la noche a veces me confunde… fe de erratas… no es escuela de Chicago. La escuela a la que estaba directamente vinculado el Rhodes-Livingstone era obviamente la escuela de Manchester. Ya sé que Manchester y Chicago como que no están muy cerca. Pero a decir verdad, en realidad sí que lo están… Las tres escuelas (Chicago, Manchester y RLI) tenían plantemientos muy afines. Incluso algunos de los investigadores del Rhodes-Livingstone en particular recogieron directamente ideas de la ciudad y de lo urbano de Wirth, Blumer and company (los de Chicago)… Ahora que pienso, tampoco era un gran disparate esta confusión de ciudades (pero ha sido la costumbre…). En fin, que si no lo puntualizaba, no me quedaba tranquila.]