La Barcelona que volem – La Barcelona que queremos

Cuelgo este documental de 1997 dirigido por Juan Gamero y que se emitió en su día en La2 de Televisión Española dentro del espacio “La Noche Temática”, dedicado al movimiento anarquista en España. Visto el panorama que tenemos actualmente y la pena de televisión pública que tenemos -que ni en los mejores tiempos del NO-DO-, me parece increíble que este tipo de documentales los produjera TVE.  De verdad que hoy creo que sería impensable que la televisión del régimen pagara y emitiera un documental sobre este tema.

Para quien no lo haya visto, el documental explica la experiencia y la transformación social que se vivió en la zona del bando republicano de la mano del movimiento anarcosindicalista y anarco-comunista en la llamada “revolución española” durante la Guerra Civil (1936-1939). Habla de cómo se transformó la sociedad y cómo se pudieron empezar a poner en práctica las ideas anarco-comunistas y libertarias, esa utopía anarquista tan supuestamente irrealizable y que tanto nos echan en cara todos esos que, o bien están en contra de la libertad, o bien tienen miedo de ser libres y dejar de obedecer porque así se lo han inculcado desde la escuela.

Durante la revolución, la Barcelona obrera y cenetista fue el centro desde el que se difundieron y propagaron el ideal libertario y la revolución social. Es tal vez el único orgullo que nos queda ya a algunos barceloneses que estamos hartos y avergonzados de algunas cosas que suceden en esta ciudad. Por lo menos para mí, justamente el pasado anarquista y obrero de Barcelona y lo que narra el documental es uno de los motivos por los que me resisto a renegar de la ciudad.

Desde los Juegos Olímpicos del 92, las políticas capitalistas y neoliberales han convertido esta maldita ciudad en un museo, en un centro de especulación urbanística y turística, en la que se puede mirar, pero no tocar y en la que todo lo que queda feo a la vista (como los pobres, los sintecho, los drogadictos, las prostitutas, los inmigrantes, etc.) hay que esconderlo debajo de la alfombra para que las fotos de los turistas salgan tan bonitas como los fotogramas de Vicky, Cristina, Barcelona.

El documental muestra una ciudad y una mentalidad de la gente obrera muy alejada de los valores aburguesados y adormilados de la mayoría de sus habitantes de hoy. Este es un link que tenía que estar en el blog. La del documental es la Barcelona que se cargaron con gusto los fascistas y sus discípulos pseudodemócratas de hoy, por eso creo que es bueno y necesario recuperar estos documentales, para que no caiga en el olvido en el que ellos insisten y que tan fervorosamente desean.

As we go marching, marching…

breadandrosesstrike11412

Como se acerca el Primero de Mayo y suele ser un día bastante intenso y movido como para sentarme y ponerme a escribir, quería hacer mi pequeña conmemoración rindiendo una especie de homenaje bloggero de estos de los míos a las obreras de Lawrence, todo un símbolo de la lucha obrera. Las mujeres obreras del sector textil de la ciudad de Lawrence en Massachusetts (EEUU) lideraron la llamada «huelga de pan y rosas» de enero a marzo de 1912. Tras meses de lucha y duros enfrentamientos con patrones y policía, la huelga acabó con una grandísima victoria obrera, obligando a ceder a los patrones a aceptar la jornada reducida y una subida de salarios.

La canción que enlazo a continuación es «Bread and roses», en una versión interpretada por Joan Baez (aunque se ha de decir que la versión de Judy Collins también es muy bonita). La letra fue escrita en 1911 por James Oppenheim, poeta y activista afiliado al sindicato americano IWW (Industrial Workers of the World), sindicato que jugó un papel muy importante en esta huelga y en el movimiento obrero de EEUU a principios de siglo XX.  Pongo la letra en inglés y después del link, está traducida al castellano.

Para quien quiera saber un poquito más de la «huelga de pan y rosas», dejo un link a un breve texto de Celeste Murillo que lo explica muy bien: aquí.

¡Queremos el pan, pero también queremos las rosas! ¡Primero de Mayo en lucha!

Bread and Roses

As we go marching, marching, in the beauty of the day,
A million darkened kitchens, a thousand mill lofts gray,
Are touched with all the radiance that a sudden sun discloses,
For the people hear us singing: Bread and Roses! Bread and Roses!

As we go marching, marching, we battle too for men,
For they are women’s children, and we mother them again.
Our lives shall not be sweated from birth until life closes;
Hearts starve as well as bodies; give us bread, but give us roses.

As we go marching, marching, unnumbered women dead
Go crying through our singing their ancient call for bread.
Small art and love and beauty their drudging spirits knew.
Yes, it is bread we fight for, but we fight for roses too.

As we go marching, marching, we bring the greater days,
The rising of the women means the rising of the race.
No more the drudge and idler, ten that toil where one reposes,
But a sharing of life’s glories: Bread and roses, bread and roses.

Our lives shall not be sweated from birth until life closes;
hearts starve as well as bodies; bread and roses, bread and roses.

Pan y rosas

Mientras vamos marchando, marchando, a través del hermoso día/ un millón de cocinas oscuras y miles de grises hilanderías / son tocados por un radiante sol que asoma repentinamente / ya que el pueblo nos oye cantar: -¡Pan y rosas! -¡Pan y rosas!

Mientras vamos marchando, marchando, luchamos también por los hombres / ya que ellos son hijos de mujeres, y los protegemos otra vez maternalmente / Nuestras vidas no serán explotadas desde el nacimiento hasta la muerte, / los corazones padecen hambre, al igual que los cuerpos / -¡dennos pan, pero también dennos rosas!

Mientras vamos marchando, marchando, gran cantidad de mujeres muertas / van gritando a través de nuestro canto su antiguo reclamo de pan; / sus espíritus fatigados no conocieron el pequeño arte y el amor y la belleza / -¡Sí, es por el pan que peleamos, pero también peleamos por rosas!

A medida que vamos marchando, marchando, traemos con nosotras días mejores. / El levantamiento de las mujeres significa el levantamiento de la humanidad. / Ya basta del agobio del trabajo y del holgazán: diez que trabajan para que uno repose / -¡Queremos compartir las glorias de la vida: pan y rosas, pan y rosas!

Nuestras vidas no serán explotadas desde el nacimiento hasta la muerte;/ los corazones padecen hambre, al igual que los cuerpos / -¡pan y rosas, pan y rosas!