La clase obrera invisibilizada: de ni-nis, currelas, inmigrantes y otros parias

Hace unos meses, la PAH (Plataforma de Afectados por la Hipoteca), en pleno debate de la ILP, decidió distribuir pegatinas con el lema “Stop Desahucios” a través de la revista Pronto. Recuerdo perfectamente que cuando salió la revista, muchos de los colectivos de “indignados” estaban escandalizados por ello e hicieron “rular” por la red (facebook, twitter) la foto de la revista con las pegatinas, al tiempo que clamaban contra la revista Pronto por supuestamente banalizar una lucha social muy seria. Paradójicamente, poco después, Ada Colau anunció que colaboraría semanalmente con la revista, atendiendo una sección de consultas sobre hipotecas, desahucios, etc. Justificó esa decisión diciendo que los lectores de la revista Pronto pertenecían a un sector social al que las problemáticas que defiende la PAH seguramente le eran muy familiares y que, por tanto, era una manera de poder atender sus dudas y además podría servir para movilizar a ese sector (señoras de clases populares, de Santa Coloma, del Hospi o de Vallecas, sin formación superior, ni másteres, ni idiomas, muchas probablemente amas de casa o fregadoras de escaleras).  Más tarde, Ada Colau acudió (y ha acudido más de una vez) al programa de telecinco El Gran Debate a explicar los motivos de la lucha que lleva a cabo la gente de la PAH.

Zas! en toda la boca a los colectivos de alternativos “rebelde-way” de clase media, que hasta hace 2 días pensaban que el mundo y el sistema capitalista eran maravillosos y que bueno sí, ahora han “despertado”, que ya es algo.  Pero claro, lo han hecho cuando les han tocado a ellos su posición en la escala social y los han mandado un poquito hacia abajo y los han puesto al lado de esa clase social a la que supuestamente defienden, pero con la que no se quieren “ajuntar” demasiado, porque por favor, ellos tienen más clase, tienen carreras, se han ido de erasmus, no ven la tele, consumen solo ocio de teatro y ven cine indie y hacen todas esas cosas que marcan una posición de clase social (aunque paradójicamente ellos parezcan no ser conscientes)… Pero bueno, han despertado, ya es algo.

Da un poco de rabia cuando esta gente, que suele enarbolar la voz de las clases bajas en sus luchas sociales, miran por encima del hombro a los currelas y a las chonis y echan pestes de todo lo que suelen hacer y decir estos, sobre todo, en relación al ocio: la telebasura, el fútbol, la música comercial, el botellón, las macrodiscotecas, etc. etc. Estamos de acuerdo que la televisión y todas esas cosas son herramientas para idiotizar a las masas. También es cierto que una de las “gracias” del sistema es que provoca que los más pobres y explotados casi no tengan ni tiempo de pensar y de hacer algo más allá que sobrevivir en su asfixiante día a día. Eso no les exime de no luchar, está claro. Pero es que no sé si esta clase media tan alternativa se avendría a que en las manis se sumaran chonis, ‘nengs’ e inmigrantes. Por cierto, ¿alguien los ha visto en las manis? ¿Alguien de estos colectivos se ha preguntado por qué en las manis no está presente la clase baja? ¿A alguien le preocupa esto? ¿O es mejor que no se nos ajunten, no vaya a ser que “manchen” o desprestigien la causa? Vuelve a pasar lo de siempre en estos casos y que por ejemplo, en temas de inmigración lo vemos repetidamente: lo de confundir la consecuencia con la causa. Es el rollo aquel de la profecía autocumplida. Una cosa es que el sistema trate de idiotizar a las masas y que cree gente de clase baja, sin formación y de cultura e intereses populares (no me gusta este término “popular”, pero creo que se me entiende). Otra cosa es pensar que esa gente es idiota y por tanto, despreciable e inferior per se.

Si existe algún lector asiduo al blog (…bola del oeste…), ya sabrá que este tema del estigma clasista hacia la clase baja por parte de colectivos y sectores sociales que dicen luchar contra eso, es algo que me quema bastante. Que conste que no son todos así y que además siempre me sabe mal expresar esta especie de resentimiento (que reconozco que es más bien visceral, emocional y poco reflexivo), pues muchos de mis amigos, compañeros de universidad, etc. pertenecen a esta clase social y están envueltos en colectivos de estos “militantes” (o “activistas”, que es más cool) que antes se llamaban de progres y que hoy se llaman de izquierda o incluso de extrema izquierda (donde también hay mucho señorito de casa mediobien). Incluso yo misma, que siempre digo que me identifico con esta clase baja, que es de la que provengo, tampoco soy un “especimen” paradigmático, y me lo podrían echar en cara tanto muchos de este sector alternativo vinculado a los movimientos sociales como excolegas de la escuela, excompañeros de curro, vecinos o familiares. Sin embargo, no sé por qué pero esto de ser de clase baja es algo que se lleva escrito en la cara y te lo huelen los de las medianías a cien leguas. Pero, bueno, ¿y qué pasa?¿eh?

Todo esto viene porque el 14 de julio pasado se publicó en Kaos en la Red un magnífico artículo escrito por Nega, el rapero de Los Chikos del Maíz y que venía en respuesta a un escrito previo de Pablo Iglesias de La Tuerka, una de las cabezas “mediáticas” de esto que se llama “movimientos sociales”. Justamente Nega habla sobre esto y lo denuncia con la intención de dar un toque de atención y reivindicar que en la lucha debemos estar todos incluídos y no excluir a los excluidos. El propio sistema capitalista con su ideología para la clase media (masas) ha despojado a la clase obrera del componente “obrero”, que es lo que la aglutinaría a toda, y no debemos caer en su trampa. Pongo el link del artículo, es larguito, pero vale la pena detenerse a leerlo. En realidad, esta entrada de hoy era para introducir el artículo de Nega, pero como siempre me enrollo como las persianas… sorry…

«La clase obrera hoy: canis e informáticos (Respuesta a Pablo Iglesias), La clase obrera, los de abajo, los invisibles, los explotados… en el marco del capitalismo post-industrial»

P.D.: Perdón por la chapa despotricante que contiene la entrada, hoy tocaba blog en modo “terapia antirábica total”… es un alivio tener esto para escribir… si alguien lee esto, espero comprenda el uso que a menudo le doy al blog.

currelantes-del-mundo-unios

Sinnerman

En su día, cuando inauguré este blog lo hice con mi canción favorita de Nina Simone, una canción con la que hace del cuerpo y de la corporalidad su bandera y en la que habla sobre los desheredados y desheredadas de la tierra, a quienes no les queda nada más (ni nada menos) que su cuerpo para reivindicar su vida y su libertad. Sin embargo, hoy me apetecía poner esta, “Sinnerman” (Pecador), que es una canción espiritual americana de principios de siglo XX, pero que se hizo mundialmente conocida en la voz de Nina Simone.

La canción, con su letra y ritmos, insistentes, con fuerza, repetitivos, es absolutamente hipnótica, obsesiva, posesiva (en un sentido religioso). Es música espiritual y por ello, tiene una función religiosa muy concreta, que creo que cumple con creces. De hecho, parece que esta canción la utilizaba la madre de Nina Simone, que era ministra de la iglesia Metodista, para conseguir que los fieles confesaran sus pecados durante los oficios religiosos.

Espero que la disfruten!

Perpet(r/u)adores de la barbarie y el dolor agónico

Este miércoles y jueves pasados (10 y 11 de julio) se ha estado debatiendo en el Congreso de los Diputados la ILP protaurina que pretende declarar la tauromaquia Bien de Interés Cultural (BIC). Esta Iniciativa Legislativa Popular ha sido promovida por la Federación de Entidades Taurinas de Catalunya, que siguen rabiando ansiosos de contemplar sangre y tortura taurinas en estas tierras. Recordemos que en Catalunya, el 28 de julio de 2010, tras una dura ILP, se aprobó la abolición de las corridas de toros y la ley entró en vigor en enero de 2012.

Todos sabemos que van a aprobar la ILP sin problemas y con honores y laureles. Con el gobierno casposo que tenemos (y otros que no están en el gobierno pero que también están en el Congreso), ni siquiera hacía falta promoverla, como seguramente tampoco hará falta promover que vuelvan a poner la hurraca en la bandera oficial del estado, ni que vuelvan a hacer cantar el cara al sol a los escolares, todo llegará “solo”. En cualquier caso, me parece curioso que esta ILP, que quiere que la tauromaquia siga siendo subvencionada y protegida con dinero público al serle otorgado el reconocimiento este que llaman “BIC”, esté pasando bastante desapercibida entre la gente, incluso en los grandes medios del Régimen. No sé si es bueno o es malo, pero por lo menos, es curioso porque yo entendía que las ILP eran cuestiones que preocupaban al pueblo (y que por lo tanto estaban en la calle, se hablaba de ello, etc.) y no tengo esta sensación de que se hable de ello salvo en círculos animalistas o antianimalistas. No sé si esa indiferencia de la gente de la calle es porque los que callan otorgan y están de acuerdo (aunque hubieran ido raudos y veloces a firmar la ILP, no?) o más bien es porque a nadie le parece vital que la tauromaquia sea BIC. También hacer notar que estos de la ILP protaurina han conseguido poco más de 500.000 firmas en todo el Estado (las mínimas requeridas) en casi 12 meses (la ILP antitaurina de Catalunya recogió 105.000 firmas solo en Catalunya, más del doble de las mínimas requeridas, y en solo 4 meses, que era el plazo marcado por ley aquí) y va a conseguir la aprobación en el Congreso. La ILP de la PAH, que pedía una solución económica y social para los afectados por la estafa de las hipotecas, llegó al congreso con más de 1.400.000 firmas y la tumbaron. En fin. Será un tema de prioridades.

José Enrique Zaldívar es veterinario de la Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia (AVAT). En su comparecencia (muy parecida a la que en su día dió en el Parlament) explica de manera muy clara y creo que muy bien argumentada con datos objetivos, las consecuencias de la lidia en el toro, el daño que se le inflige a este durante la lidia desde un punto de vista físico y las lesiones físicas y anatómicas que se le producen al toro y el dolor que como consecuencia de ello, sufre en lenta agonía hasta su muerte. Por eso he puesto el link, no es muy largo y creo que vale la pena escucharlo.

Como veréis que dice Zaldívar, incluso en los propios reglamentos de la lidia, se usan términos como “castigo” y “agonía”. ¿Pero esto no habíamos quedado que solo era propio de humanos? Aaa…migos… Es lo de siempre: lo que se niega del animal (capacidad de sentir emociones-miedo, dolor, ira, etc., capacidad de sufrir, de sentir dolor físico) es justamente lo que se usa para estructurar una práctica y provocar los resultados que se buscan en el animal: que el toro reaccione de una manera determinada para que desempeñe el papel que le han asignado dentro del show, que no es otro que el rol de toro “bravo” y que “pelea” (lucha por su vida ante un ataque salvaje para el que nadie le ha entrenado ni le ha avisado previamente). De esta manera, el macabro espectáculo parece una coreografía artística. Sí, y es macabro, sí, y eso no se puede negar, porque aún en el caso de que no supiéramos ni viéramos el sufrimiento del toro, lo que sí se ve es cómo se burla al toro, cómo se le humilla, cómo se le hiere, cómo sangra, cómo se le da muerte. Y eso no me puede negar nadie que es lo que se ve si se mira una corrida. El espectáculo es macabro si uno observa desde fuera a aquellos que, no solo les importa una mierda el sufrimiento de un animal, sino que además les hace gracia y es lo que pagan por ver.

No me quiero enrollar mucho más, pero evidentemente la clave está en la consideración del toro y el lugar que ocupan los animales dentro de la “cosmovisión” de nuestra sociedad. En nuestra sociedad los animales no-humanos son no-personas (no solo que no son considerados personas, sino que son individuos que son definidos justamente por negación y contraposición: no-persona/no-humano), por tanto, el sufrimiento de un animal no-humano no es relevante. Estoy cansada de ver estudios panegíricos y etnografías pretendidamente “objetivas” sobre la “fiesta” y en ninguna se dedica siquiera un capítulo a hablar del toro (pero no en términos simbólicos, metafísicos, estéticos, no: hablar del toro y de lo que le pasa a este). El toro simplemente no es un “otro”, no es ni social, ni individual, ni etnográficamente relevante y por tanto se omite, no está. No importa. En cuanto al espectáculo en sí, nadie considera importante que un animal sufra, da lo mismo. La empatía se frena cuando el “otro” es un animal no-humano. La empatía no ha lugar cuando consideramos que el “otro” no solo no tiene nada en común con “nosotros”, sino que además consideramos que posee atributos antitéticos a nosotros y que consideramos moralmente inferiores a los nuestros.

En fin. Barbarie, en la segunda acepción de la RAE, significa “fiereza, crueldad”. Y no nos referimos a la bestias, no. A pesar de que para griegos y romanos el bárbaro siempre era el (y lo) que venía de fuera, paradójicamente en este caso, el bárbaro, es el que pretende institucionalizar y perpetuar por ley la barbarie desde dentro, es justamente el que está aquí y es el que se considera el más legitimado para representar y hablar en nombre de la cultura y de la identidad autóctonas.

Que no me cuenten milongas tradicionalistas, ni artísticas, ni literarias, ni estéticas: infligir un castigo a un animal para provocarle agonía y muerte sabiendo perfectamente y reconociendo que se le provoca dolor, es simplemente inaceptable. Por ahí no paso, no. Solo espero que algún día los animales humanos dejen a los toros y al resto de animales vivir y morir en paz.

Ethical Magazine, el número 3!

Inauguro posts de julio (uueeee!!) para anunciar que ya ha salido al mundo el tercer número de Ethical Magazine. Como siempre cargadito de articulos y entrevistas superinteresantes para pasar un buen rato de verano leyendo.

En este número, viene una entrevista muy completa a Leonardo Anselmi, que como muchos ya supongo que saben, es el coordinador de la ONG animalista Libera y en su día fue también la cabeza visible de PROU!, la plataforma ciudadana que promovió la ILP antitaurina en Catalunya y cuyo feliz resultado fue la prohibición de las corridas de toros en esta región de la Península, en vigor desde hace añito y medio (y por siempre más!).

En la revista también hay un artículo que habla sobre el uso y explotación de animales en el cine y otro artículo bien interesante que reflexiona sobre esto que llamamos “comercio justo”. Hay artículos sobre música, nutrición, deporte y sobre la vida de los habitantes de El Hogar ProVegan.

Por cierto, también hay un artículo que está muy bien sobre kinésica y sobre la importancia de atender a los gestos y el lenguaje corporal. Este es un tema que me interesa muchísimo, y que conecta, en cierto modo, con toda esa entrañable “super pandi” (con cariño) que suele pulular por mi tesis doctoral: G.H. Mead, Goffman, Sacks, Bateson, Birdwhistell, Cicourel and company. Aunque el artículo de Paula González lo aborda desde otro punto de vista diferente, pero no por ello menos interesante. Me gusta porque además de explicar la importancia de atender al uso social del cuerpo (que no sé por qué siempre olvidamos), también sugiere algo que muchos de estos autores que he citado antes omiten: los gestos universales. Si, como ya está más que aceptado por la comunidad científica, existen emociones universales, ¿existen pues gestos universales? Darwin afirmó que rotundamente sí, hay gestos universales tanto dentro de una misma especie, como transversales, que atraviesan la barrera de las especies. Normalmente son aquellos gestos referidos a las emociones primarias y que resultan de una respuesta que parte desde nuestro cerebro como reacción a un estímulo externo (miedo, ira, tristeza, alegría, asco, sorpesa… depende de los autores se incluyen/excluyen otras).

En este nuevo número de Ethical Magazine, también pongo mi pequeña píldora antropológica: en «Deshaciendo el género» he querido apuntar cuatro cosillas básicas sobre cómo se plantea la cuestión de sexo/género desde la antropología para invitar a la reflexión a lectores no metidos en ella. Espero que pueda serle útil a alguien. Bueno, que no me enrollo más y pongo el link, que soy muy cansina. La revista es online y gratuita.

eth3

www.ethicalmagazine.org